LA TRAGEDIA DEL PATRIMONIO PORTEÑO

PENOSO CATÁLOGO DE EDIFICIOS IRREPETIBLES DEMOLIDOS Y BRUTALES INTERVENCIONES QUE DEMUESTRAN QUE BUENOS AIRES NUNCA TUVO UNA POLÍTICA DE PROTECCIÓN ARQUITECTÓNICA A LA CARACTERÍSTICA PRIMORDIAL DE LA CIUDAD: SU ECLECTICISMO ARQUITECTÓNICO, PRODUCTO DE LAS INMIGRACIONES. FALLÓ EL ESTADO PARA PROTEGER Y USUFRUCTAR UN RECURSO TURISTICO, FALLARON LAS COLECTIVIDADES QUE NO PUDIERON SALVAR LOS EDIFICIOS EMBLEMATICOS DE SU PROPIA COMUNIDAD, FALLARON LOS URBANISTAS Y LEGISLADORES EN NO ESTABLECER POLIGONOS INTOCABLES Y COMO COMPENSAR A LOS PRIVADOS QUE DEFIENDEN EL LUCRO DE SU PROPIEDAD PRIVADA, FALLARON LOS GOBERNANTES EN DECISIONES DESASTROSAS, COMO DEMOLER EL PABELLON ARGENTINO, UNA ESTRUCTURA DESARMABLE.
ESTE BLOG FORMA PARTE DE UNA RED EN DEFENSA Y DIFUSIÓN DEL PATRIMONIO PORTEÑO.

AUTORES: Alejandro Machado, Agustín Ilutovich y Diego Fernández de Azcárate

CONTACTO: alejmachado@gmail.com

martes, 4 de agosto de 2015

Residencia de Miguel Juárez Celman / 25 de Mayo 549 - 551 - 553

Este es un triste caso, un edificio obra del gran arquitecto de la generación de 1880, y encargado por un personaje que merecer no ser olvidado, como fue el Dr. Juárez Celman, responsable del primer default del Estado Argentino unificado, el de 1890.

La residencia del presidente que gobernó desde 1886 al año de la crisis fue levantada "a todo trapo" en un terreno bastante lejano a lo que era la zona de moda por aquellos años, es decir la calle Florida y el eje de la Avenida Alvear. Celman eligió un lote con entrada por dos calles: la fachada principal, sobre calle 25 de Mayo, una arteria más asociada al puerto y a los "servicios" de todo tipo que consumían los navegantes y marineros, aunque también elegida por los bancos y casas comerciales de la city porteña, que en la década de 1880 tuvo un "boom" sin precedentes, que derivó en la burbuja y la crisis de 1890.
La fachada principal, sobre calle 25 de Mayo. 

Celman encargó su casona al mismísimo arquitecto del Estado Nacional, el italiano Francesco Tamburini, autor de los proyectos del Teatro Colón, el arco central de la Casa Rosada, la Escuela Mariano Acosta, el Hospital Militar (hoy Cenareso) en Parque Patricios, el Banco de la Provincia de Córdoba (en dicha ciudad) y otros diseños notables que no llegaron a construirse por su sorpresiva muerte, en 1891.

Escalera principal de la casa.

Luego de la crisis que derivó en su expulsión de la Presidencia, Juárez Celman quedó políticamente "quemado" y aislado de la escena política, hasta su fallecimiento en 1909. Personalmente, desconozco si siguió viviendo en Buenos Aires, en su fastuosa mansión, o debió venderla y retirarse a su provincia natal (la ya mencionada Córdoba). Pero lo cierto es que la casona del ex-Presidente siguió en pie durante décadas. [Edición del 4/Ago/2015: Confirmamos que Juárez Celman y su familia seguían siendo propietarios en el año 1900]

La fachada "trasera", sobre Avenida Alem.

En "La tragedia" desconocemos también quién o quiénes ocuparon el edificio durante los siguientes cien años, pero lo cierto es que la casa logró sobrevivir, al menos con las fachadas intactas, hasta la década de 1970. Por suerte, su "larga" vida le permitió a la residencia de Juárez Celman ser fotografiada y relevada ampliamente por distintos particulares y por el Instituto de Arte Americano de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UBA, material que nos permite hoy por hoy reconstruir el edificio en nuestras mentes.

El entorno de la casa de Juárez Celman cuando fue construida: ferrocarril, edificios bancarios y "servicios" para los navegantes.

Aparentemente, Tamburini construyó también, a pocos metros, la casa de Eduardo Wilde, quien era en ese momento el Ministro del Interior. La residencia de Wilde era un poco más sobria y menos destacada que la del Presidente, aunque la verdad es que logró sobrevivirla algunos años antes de ser demolida también. Los argentinos no aprendemos de nuestros errores, y la casona del Ministro también fue derrumbada, en plena década de 1990, cuando supuestamente ya había una mayor conciencia sobre el patrimonio.


La escalera ya mostrada, durante el casamiento de Elisa, hija de Juárez Celman.
(Foto de la "Caras y Caretas" del 20/10/1900. Encontrada por Alejo Macaya)

El arquitecto Roberto Bonifacio nos entrega una reconstrucción del plano de la casa de Juárez Celman, publicada en su libro "Buenos Aires Demolida", que en este blog recomendamos como siempre.

Plano del 2º piso de la casa Juárez Celman.

Tristemente, la presión financiera e inmobiliaria fue más fuerte que el valor de la historia. Y esta impresionante casa, que quizás hoy podría ser un museo dedicado especialmente a la primera crisis económica nacional, a explicarle a los argentinos qué pasó durante aquella década de 1880 en la que el despilfarro y la falta de planificación económica nos llevaron a un primer default nacional. Quizás con ese museo la gente podría haber evitado llegar a una situación muy similar que detonaría en 2001.
Implantación de la residencia en su manzana.

Pero esto es solo especulación, y nos quedamos con los hechos: en la década de 1970 la empresa CHACOFI demolió la casona, y el "queridísimo" arquitecrto Mario Roberto Álvarez nos regaló con amor y un moñito la torre Chacofi, que no solo borró del mapa la residencia de Juárez Celman sino que tuvo el tupé de no respetar la recova que unifica y da carácter a la Avenida Alem, implantando una torre sin ningún respeto por el entorno y "burlándose" de la recova con una especie de estructura similar puesta sólo poque la Municipalidad lo obligó. Gracias por tanto, perdón por tan poco, Mario Roberto.

La torre Chacofi, el hermoso engendro con total indiferencia por su entorno, 
que nos regaló el reincidente Mario Roberto Álvarez.

9 comentarios:

Martin dijo...

Felicitaciones Alejandro y Agustín por esta nueva investigación. Que lujo que ustedes dos se hayan juntado para reconstruir la historia de los grandes edificios porteños ya desaparecidos. Lo de MRA es imperdonable, en este caso y en todos los otros en los que intervino para traer la supuesta modernidad. Seguramente, miles de arquitectos no opinen como nosotros. Son los que cuando viajan a Europa vuelven fascinados por la conservación de las ciudades viejas. Saludos y que sigan las investigaciones. Propongo que una de ellas sobre la casa de Dardo Rocha en la calle Lavalle.

Agustin dijo...

Gracias Martín! Como siempre te esperamos enriqueciendo con tus comentarios los nuevos posteos. Un saludo!

Anónimo dijo...

Que tristeza da esto,seguro en su lugar hay una caja de zapato con vidrios azules,lamentable.

Alex Farrus dijo...

pase a visitar en colegio nac 7,juan m de pueyrredon ,chacabuco 922 donde ingrese en 1950
me informaron algo que ignoraba ,el cole era la ex casa del dr juarez celman...sera correcto
lo que me informaron ,cordialmente alejandro farrus

Agustin dijo...

Hola Alex, como publicó Alejandro en su blog de arquitectos italianos, esta escuela fue construida por Benjamin Pedrotti, un arquitecto posterior a la muerte de Celman. Suponemos que te dieron un dato erróneo. Un saludo! http://arquitectos-italianos-buenos-aires.blogspot.com.ar/2015/08/arquitecto-benjamin-pedrotti-caba_1.html

Hotwords dijo...

mil gracias agustin ,cuando pase por el nacional 7 los pondré al tanto para que no repitan el error sobre el origen del edificio un cordial saludo alex

laura beatriz Schreiner dijo...

Hola a todos. Soy docente en el Colegio N° 7 y también tengo ese dato. Estamos comenzando una nueva investigación sobre el edificio ya que el próximo año el Colegio cumple 100 años y seria parte de los festejos el trabajo que comenzamos. Todo aporte es bienvenido y agradecido.
También recibo toda orientación para llevar adelante nuestro trabajo que sera entre docentes y alumnos. La direccion exacta es CHACAUCO 922.

Muchas gracias y saludos.

Agustin dijo...

Hola Laura, la única información certera que tenemos es la autoría del arquitecto Pedrotti del edificio actual, Pedrotti trabajó en Buenos Aires en las primeras décadas del siglo XX, cuando Juarez Celman, con lo cual parece imposible que haya vivido en el edificio de la escuela, a menos que Pedrotti sólo haya hecho una remodelación, o Juarez Celman viviera aquí en un edificio anterior en el tiempo al que hay hoy en dia. Igual podría asegurar que Celman jamás vivió en Chacabuco 922

Alex Farrus dijo...

hola agustin ,laura ,alejandro .....que equipazo ! un gusto haber estado en contacto
un cordial saludo y muchas gracias alejandro farrus